A cambio de más dinero. Y es que TomTom esta incorporando en sus dispositivos un sistema bastante mejor que el RDS donde incorpora la información de densidades de trafico de los propios dispositivos de los usuarios (no es parte del IQ Routes, que lo sepáis).

Por lo tanto, Navigon que lleva un poco la delantera, lanzara en breve su aplicación con dicho soporte, donde resto de iPhones con su herramienta y otros dispositivos de terceras partes con el mismo sistema darán de comer a una base de datos que informara al propio software de como anda el asunto.

Se estima que en España no tenga ningún éxito gracias a la capacidad Española de “pa mi todo y al resto que le jodan” unida al “¿y tengo que pagar más por esa mierda?, amos no me jodas“.

El precio (en USA) para incorporar esto a los “Navigones” actuales, será de 25 dólares.