Yo soy de esas personas que le pasan una URL, la abre, dice “que interesante” y ahí se acaba el tema. Es decir, nunca más vuelvo a saber de ellas porque si, soy un puñetero despistado y solo hago lo que me obligan a hacer en ese momento.

Por eso Quiet Read me viene de perlas ya que es una aplicación donde guardamos direcciones web temporalmente para luego echarlas un vistazo con más calma… vamos, como un almacén estilo bookmarks pero sin que sean los “favoritos” de nuestro navegador porque, obviamente, no lo son.

Necesario Snow Leopard y gratuito, obviamente.

Más información: Quiet Read