Si ayer hablaba que un mono es capaz de componer música con ciertas aplicaciones de la AppStore, no he podido evitar el poner este vídeo de ATI donde nos demuestran que sus tarjetas son tan fáciles de poner, que hasta un mono las cambiaría.

Que sí, que vale, que tiene truco… pero a mi me ha hecho gracia puesto que se demuestra que un ordenador no es complicado, lo hace complicado la gente.