Ahí, siempre a lo mismo, tirando poco a poco… poco a poco, moviendose, haciendo sus cosas, acostumbrando a la gente. Por eso, los equipos nuevos, los Macs, las cosas esas, los Macbooks (normales, Air, Pro), los iMacs, los MacPros, Macmini, XServe… vamos, todos, ya no traerán Flash de serie.

Y direis: ¿y que importa eso?. Pues nada para algunos y mucho para otros. Porque cuando queréis que algo no se haga, por ejemplo, que no se metan en vuestra red wifi, vais poniendo barreras, algunas, fáciles de saltar, pero que… oye, ahí están y a mucha gente ya tirará de espalda.

Con lo cual, no meter Flash aludiendo lo que les de la gana (que es mejor descargarse la última versión de Adobe, yuju, Apple la maquina de buscar excusas, como un par de personas que yo conozco) es una pequeña barrera que lograra que muchos, no, muchísimos ni siquiera piensen en instalarlo.

Apple wins, people loose. Y vamos a lo que vamos, a la conspiración de un gobierno tenebrosamente diabólico.