Como siempre, me ando fijando en el resto antes de poner un post aquí. Porque sus post, cuando no están «patrocinados», son las ideas que dicho redactor tiene del mundo que le rodea. Y como ideas nos muestra no solo como piensa la gente, sino su entorno más cercano. Aunque luego veamos como quienes le comentan tienen la cabeza igual de amueblada.

Hoy os vengo a contar el problema de la paja ajena en viga propia. O de repetir lo que otros dicen sin pensar o sin haber removido lo suficiente para comprobar si es cierto o no. Lo que se llama esparcir la mierda que otros han dicho, sea verdad. Y es que a veces, no hay que fiarse de la fuente.

El ejemplo se trata de la nueva moda. Como Android esta en crecimiento gracias a que es gratis y a los fabricantes les elimina muchos puestos de trabajo (esta es opinión personal). Pero como crece tanto, se esta convirtiendo en una amenaza y hay que empezar a contar «chismes» a ver si generamos el miedo entre quien la usen.

Porque el miedo es una de las principales causas de que la gente no haga algo. El miedo que, seguramente, conduce al dolor (físico o mental).

Pero tranquilos, no hay que instalarselo, usarlo, pensar… es mejor repetir lo que dicen desde arriba, llegando a fuentes de Apple. Y esta fuente (entre otras) ha saltado a los altavoces una palabra: fragmentación.


¿Que es la fragmentación?. Según la Wikipedia, fragmentación o escisión, es un método de división asexual animal. El «padre» se divide en dos partes y casi siempre los individuos originados son idénticos al padre.

Con lo cual, el problema no se corresponde a la palabra.

Desde el punto de vista de los altavoces, denominan fragmentación a la división en muchas versiones que no son del todo similares e incompatibles entre si.

Es decir, los altavoces se quejan sobre Android y se vanaglorian de iOS en que en Android hay demasiadas versiones, de forma que hay cosas de una versión que no funcionan en otra. Ejemplo, instalarse una aplicación hecha para Android 2.2 (Froyo) no es compatible para Android 1.5 (Cupcake) e, incluso, si la aplicación creada para Android 2.2 se puede instalar en Android 1.5, esta va mucho más lenta en Android 1.5. Resumiendo, o no funciona, o va lenta.

Pero luego, para añadir más nata al asunto, les gusta indicar que hay cientos no, miles de diferentes tamaños de pantalla que imposibilitan a los desarrolladores elegir un tamaño y obligandoles (a punta de pistola) a realizar miles no, millones de versiones adaptadas a todos los dispositivos.

Pero para acabar, también se indica que o en Android lo haces gratis o no te comes un colín. Dando (leyendo entre lineas, ya que directamente no lo dicen) por hecho que ahí la gente es mala y le da mucho al pirateo, teniendo tu que preocuparte por los métodos de ¿»encriptación»? del software (como desarrollados), mientras que en iOS… esta Apple que te ayuda tendiendo un puente de plata. Amen, de que (como han puesto en los blogs de contar mentiras patrocinadas), los usuarios de Mac estamos más acostumbrados a pagar que a piratear (snif).

Echando una lanza a favor de Android, porque la competencia es buena siempre, vayamos punto por punto y comparemoslo (con nuestros conocimientos) sobre la plataforma Appleliana que nosotros tenemos, ¿ok?.

Punto 1. Fragmentación por diferenciación de versiones.
En cada nueva versión de Android, se incorporan nuevas APIs, que permiten al sistema realizar nuevas tareas. En cada nueva versión de iOS, se incorporan nuevas APIs, que permiten al sistema realizar nuevas tareas. Vaya, lo mismo.

Existen aplicaciones para Android 2.2 (ejemplo) que no funcionan bajo Android 1.5. Existen aplicaciones de iOS 4.X que no funcionan en iOS 3.X. Vaya lo mismo. Bueno, no, en Android no ponen una pistola en la cabeza para desarrollar en una u otra versión, mientras que Apple indico claramente que no aceptaría aplicaciones compiladas por debajo de la versión 2.X hace tiempo… y dentro de nada, por debajo de la 4.X (cuando el iPad este en ese rango) para olvidar y obligar a los usuarios de iPhone e iPod de primeras generaciones a actualizarse… o morir.

Aplicaciones realizadas para Android 2.2 (ejemplo) se ejecutan más rápido que aplicaciones para Android 1.5. Quizás porque las aplicaciones para Android 2.2 se ejecuten sobre terminales más nuevos y con más potencia de proceso que los que se ejecutan bajo Android 1.5 (terminales más viejos). Aplicaciones, e incluso iOS va más rápido en terminales más nuevos que en más viejos. De hecho iOS 3.X va más rápido en un iPhone 3G que iOS 4.X (aunque la versión nueva hayan tenido muchas quejas). Vaya, lo mismo.

Existen multitud de pantallas y versiones en Android, algo que en iOS no hay ya que solo hay 1 tamaño. Por partes. Primero indicar que en iOS, que yo conozca, hay 3 tamaños ya y, si el iPad 2 sale con super display de la muerte, ya habrá 4 tamaños diferentes. Sino, empezad a ver el «universal» en las aplicaciones (tamaño iPhone, tamaño iPad) y con modo «Retina Display» que no es más que cosas a más tamaño. Luego, yo creo que creo que hay muchas resoluciones, ¿no?. Aunque respecto a Android, es bueno ver la documentación. Resumiendo, vaya, lo mismo.

Punto 2. O es gratis o te lo comes.
He de reconocer que en el Android Market hay mucho gratis, si mucho. Y eso esta bien. Y luego, hay mucho que saca «beneficios» a base de anuncios. Pero también hay de pago. Pero si vemos la AppStore, pasa exactamente lo mismo. Hay gratis, hay con anuncios y hay de pago. Punto o resumiendo. Vaya, lo mismo.

Respecto a los números edulcorados de Apple acerca de lo millonarios que se hacen los desarrolladores en su plataforma, mientras que en las otras no, hay que comentar que como todo en esta vida tiene muchos peros.

Apple tiene su tienda, AppStore, de la cual Apple se rasca el 30% del precio de cada aplicación. A cambio, como sabéis, da un hospedaje y, para muchos, un sistema anticopia que no vale para nada. Supuestamente muy barato, porque hasta te anuncia la aplicación y esos rollos que todos sabéis.

Ahora bien, desde el punto de vista del vendedor, Apple hace negocio a vuestra consta por nada. Y es que en las presentaciones (Keynotes no, presentaciones) siempre aparece el desarrollador de éxito que se ha hecho millonario vendiendo su aplicación a 0’99 dólares, pero, no os lo toméis a mal, yo personalmente no conozco a nadie. Y es que para que una aplicación sea «vendida» mucho necesita un ataque de marketing por detrás importante.

Un ejemplo, Need For Speed Hot Pursuit sea un bombazo estas navidades porque sale hasta en la sopa (en la tele) y en las revistas de videojuegos bucaneras tienen artículos a todo color al respecto.

Con las aplicaciones en la AppStore pasa lo mismo. Necesitan posicionarse o ser anunciadas para ser vistas. A lo que los CM (Comunity Manager) estos famosillos que hacen reuniones al año para verse la cara cuando son unos palizas mira ombligos se dedican.

Es algo similar a lo que pasa con Google y las webs, ya que si no contratáis, pagáis a Google o hacéis «algo» para ganar posicionamiento, no aparecéis ni para dios. Un negocio y unos negocios alrededor como otros cualquiera.

Pues en la AppStore pasa lo mismo, no confiéis en que estar allí es razón suficiente, aunque vuestro software sea lo mejor «que ha parido madre» ya que sin publicidad o contratación o montar vosotros una web que dirija el tráfico a la AppStore no conseguiréis nada. Luego, hablar de éxito con poco dinero o ninguno es muy relativo.

Y si a esto le unimos el como es la gente, donde si lo puedo sacar gratis, pues no voy a pagar o capaz de pasarse días dando vueltas a algo con tal de ahorrarse 0’99 dólares… creo que ya entendéis porque el modelo de poner publicidad es bueno, aunque se saque poco. O incluso darlo gratis (la vieja pirámide de tiempo libre, cuanto te conocen y cuanto ganas).

Dudo mucho que usar Mac o cosas de Apple te haga más responsable para comprar cosas de pago. Lo dudo mucho y más en España, donde somos unos lazarillos. No se puede ir contra la cultura arraigada en nuestros genes de «intentar sacar más que el otro».

Aunque, resumiendo que llevo muchas palabras. Indicarle a toda esta gente que se dedica a repetir lo que oye, que mejor que eso, se paren, se sienten y lean. Quizás vean que hasta tus fuentes se equivocan porque don dinero lo cambia todo.

Hay que dejar de ver la paja ajena indicando que lo tuyo es lo mejor, porque a lo mejor ni es lo mejor ni es lo más avanzado. Ser humildes con lo que usas te hace ser mejor persona. Y ser critico con lo tuyo te hace mejorar… o eso dicen.