Como diría Earl… ¡iMacs nuevos!… tengo almorranas. Es decir, nada nuevo. Nada nuevo en lo que representa la gente, que le gustan los cambios de apariencia, porque no hay ninguna.

Un pequeño upgrade de procesador, un puerto Thunderbolt, procesador i5 como minimo y punto.

Obviamente, para Apple, todo es nuevo, mejor, inigualable, una obra de arte. Pero para la gente no es más que una revisión normal y corriente que no aporta grandes distinciones o mejoras.

¿Y porque no tiene USB 3.0 y solo el de 27 tiene dos salidas thunderbolt?. No, no es porque el thunderbolt tire el resto de puertos atrás, de hecho, el thunderbolt es el puerto menos estandar actualmente para incorporar en cualquier trasto, sino más bien porque Intel no da soporte integrado al USB 3.0 por ahora. En un año, cuando Ivy Bridge este en la palestra, los Macs tendrán USB 3.0. Un puerto más estándar que thunderbolt (por muy bonito que nos lo pongan).

¿Tendrán los mismos problemas que los anteriores?. Pues obviamente sí. Las pantallas amarillearan, debido al polvo interno que escupen los ventiladores al cabo de un tiempo si les dais mucho trabajo. Los iMacs son equipos bonitos, pero no para uso intensivo.

Respecto a la lucha de siempre cuando aparece un equipo nuevo, los precios, que si los IVAs, las venidas, los cambios y esas cosas; realmente ya sabéis que no es tanto por el tema del IVA (la diferencia de precio) sino más por la estructura de Apple interna, donde todo esta centralizado en USA y el resto de «sucursales» ha de comprar el producto a USA y todas han de sacar algo de beneficio (USA, Europa, etc…) incrementandose el precio por el camino. Intermediarios, como con la fruta.

Pero si queréis ver a gente contenta con ganas de gastarse los dineros, esa gente que no tiene para comer pero si para gastarse 1200 palos en un iMac, revisad el resto de blog. Quinceañeras histéricas como las que ven bajar del avión a Bisbal, aunque con temas tecnológicos.

Más información: Apple