Y nadie se queja. Es decir, esto nos da a la idea lo que le importa al resto del mundo las guerras entre Apple y Microsoft, absolutamente nada, siendo todo una invención nuestra magnificada por nosotros mismos.

Ademas, esto da a la idea de, si quieres hacer algo ilegal o algo que no se pueda hacer, hazlo a plena luz del día como algo natural. Cuanto más lo escondas o más retorcido lo hagas, mas se nota que es algo ilegal.

Vía: iPhoneros