Apple ha lanzado (otra vez) un programa de reemplazo de baterías para los iPod Nano de primera generación, esos olvidados iPods tan finos como una tarjeta de crédito (estoy exagerando si), pantalla minúscula y poco espacio de almacenamiento, pero que cumplían su función a la perfección gracias a su clickwell.

Al parecer aquellos fabricados entre finales de 2005 (septiembre) y finales de 2006 (diciembre) tienen una pequeña pega, que les gusta explotar por la batería cuando se recalientan. Porque quien realizo esas baterías no las hizo tan bien y en recientes estudios estudiosos se ha comprobado que la pequeña manía de explotar crece con los años.

Este programa se trata de una ampliación del que hubo, exactamente igual, en 2009 debido a que un señor en Japón gano un pleito contra Apple acerca de todo este embrollo. De hecho, muchos recordamos que tras el pleito hubo una época en que a la gente le parecía hasta normal que estos dispositivos explotasen solos. De hecho hubo gente que les exploto a drede e intento metersela doblada a Apple para ver si les daban uno nuevo (típica naturaleza humana).

Así que si no habéis recibido un correo de parte de Apple os recomiendo que vayáis a vuestro SAT más cercano y le contéis la experiencia, por si se digna a hablar con Apple y no os toma como locos.