Del escandalo WhatsApp, la verdad, no hemos hablado aquí y eso que somos malos malos y nos gusta dar la puntilla, porque como en todo lo que rodea a Apple existe un oscurantismo inherente que le da un halo de misterio (como a la homeopatía o los cuentos de brujas pirujas) que es parte del misterio y el encanto que tiene la gente por algo.

Pero ahora, que tenemos más información y no solo la repetida por los blogs de contar mentiras (retirado de la AppStore -como si no existiera el Android Market, señores- por motivos de seguridad) indicaros que ha sido retirado gracias a que esta programado con el culo olvidandose de la norma básica en la mensajería (de cualquier tipo).

Y es que, a modo de resumen ya que si quereis enteraros mejor os recomendamos el post de Security by default, WhatsApp no encriptaba absolutamente nada de lo que enviaba haciendo que cualquiera con dos dedos de frente y un poco de programación, pudiera ver quien eres y que estas enviando.

Esta cagada de principiante (sobre todo teniendo en cuenta que usa XMPP como protocolo, para los no entendidos un xml) sobre todo si no se encripta la comunicación la puede hasta el tato simplemente snifeando la red. Vamos, para los que no entienden, es como si pegas la oreja a una puerta para oír la conversación del otro lado cuando hay una reunión donde todos hablan. Que al final, es justamente lo que ha pasado.

Obviamente, lo han retirado y estarán colocando un sistema de encriptación en la comunicación, lo que hará que no sea compatible con las versiones anteriores y obligara a todos los que lo usen a actualizarlo.

Que vamos, señores, no pasa nada porque tuviera un fallo (aunque fuera así de gordo, que narices), pero lo que si que es un fallo es no indicarlo claramente. Porque el oscurantismo es malo y solo crea malas consecuencias, señores.

Pero en fin, a modo de resumen sabed que ahora «cualquiera» puede leeros los mensajes del WhatsApp hasta que aparezca la nueva versión (si lo solucionan) y que es medio preocupante ya que dependerá de a la red a la que estéis conectados. Así que nada de hacer sexting en redes «publicas» enviando fotos desnudas vuestras (a no ser que estemos buenas o seamos un exhibicionista) o mensajes con contenido confidencial e importante.

Vía: Security by default