Nos ha jodido mayo con no llover, ahora el FBI descubre que Jobs era un manipulador (como informa el Pais entre otros diarios). E incluso poco honesto. Vamos que usaba a la gente, lo que deja caer que nos usaba a nosotros y por eso era un «mago del marketing».

Parece ser que mucha gente era capaz de evadirse del «halo» famoso de distorsión de la realidad y se convertía en fanboys de nivel 6 (odio acérrimo a Apple) o nivel 7 (ver la realidad del asunto). Vamos, que no engañaba a todo el mundo. Que cosas.

Os recomiendo leerlo y también los comentarios desde dos metros para ver en que nivel de fanboyismo esta cada uno.