Como sabeis, existe una gran división de lo que es una aplicación debido a que existen páginas web que en si (gracias a ciertos servicios o por como están realizadas) son en si una aplicación. Por ejemplo, las redes sociales, pese a tener aplicaciones “especificas” para dispositivos móviles no disponen (de forma oficial) aplicaciones para equipos de escritorio recomendando que uses la versión web.

Pues bien, estas aplicaciones web se pueden convertir en aplicaciones en si al embeberlas en un navegador, como hace iWebApplications por ejemplo con iFacebook.

Descargar y listo. Nada más, pero por supuesto, gratis.

Más información: appsindex