Seremos fanboys, nos gustara la marca, seremos “profesionales”… pero lo que no somos es tontos. Poco más hay que añadir a la página de Facebook que pide a Apple una respuesta directa al entorno que llaman “profesionales”.

Porque los profesionales se preguntan “¿que coño pasa con el MacPro?”. Pues vamos a añadir más cosas aun a las miles de respuestas e indignación, defensa a ultranza de Apple y lloros varios:

¿Pero tu eres un profesional o que?. Porque hay mucho por ahí que va de profesional que se compra su MacPro multicore (mintiendo e indicando que tiene modelos experimentales de millones de cores que no existen, ¿recuerdas?) pero que realmente ni son profesionales ni lo han sido. Vamos, los conocidos profesionales vendedores de humo que todo es fachada y que ahora se quejan porque no tienen juguete nuevo al que pedir dinero a sus padres para comprarlo.

Porque un verdadero profesional (o entorno) si no espera “para que salga algo mejor”, calcula cuanto le vale el cambio a otra plataforma/sistema/metodo y si sale positivo (vamos que gana dinero) tarda 0,3 segundos en cambiar lo que haga falta. Vamos, que es moldeable. Pero un “profesional” vende humos patalea, pero no cambia porque no es capaz de saber sus margenes.

De ahi que muchos no estemos esperando a que cambien el MacPro, directamente hemos pasado de los MacPro (o similares) y tenemos otros equipos… le hacemos la pedorreta a Apple y cantamos un “veste” a la mierda. Porque vemos de que va Apple, porque vemos que no es que le interese más el mercado de consumo o el profesional, sino le interesa el mercado donde saque más dinero. Y por supuesto, le importa un bledo en que parte del mercado estes tu.

De ahí, si tu no estas en su nicho de mercado no has de esperar a que Apple entre ahí, sino irte a la empresa que mejor se adapte y más acorde a tus necesidades te lo de, sin patalear porque quien tu quieres que este no te haga caso. Al contrario, hay que darle la espalda.

Así que siento comunicarles a las personas de Facebook (más de 6000) del grupo creado que no van a recibir ni respuesta y, en todo caso, buenas palabras huecas y vacías que no constituyen una respuesta pero que a los fanboys les aplacan… por un tiempo.

Vía: Facebook