Como dicen en los comentarios de Gizmodo: «Dare, I’m bored» (tio, me aburre).

Porque eso es exactamente lo que pasa con las carcasas de fabricantes chinos que aseguran que son el iPhone 5. Tio, aburren ya.

Nos da igual que sean «exactamente lo que esperamos» porque justamente son eso, exactamente lo que la gente espera y porque son, extrañamente, justo lo que los sitios de contar mentiras dicen que serían. Todo justamente lo que justamente debería justamente ser…

Dock más pequeño, pantalla de 4 pulgadas hasta el borde… tío, Apple, tu antes molabas.

Y ahora, con la próxima presentación confirmada, todo el mundo se aferra y espera la confirmación de lo que justamente ellos justamente han querido que justamente sea… y esto, nos aburre aun más.

Vía: Gizmodo y cualquier blog español que rápidamente lo ha copiado para decir que es primicia