Masivamente, obviamente no, pero ya empiezan desarrolladores a huir de la Mac AppStore ya que sus condiciones y su forma de actuar aunque pueden parecer justas parece ser que (oh sorpresa) no se adecuan a todas las necesidades. Un ejemplo es TextExpander que ha decidido abandonar a los usuarios de la Mac AppStore y volver a aquellos que lo han comprado fuera ya que el SandBoxing es una pega más que una ventaja para esta aplicación.

Ya sabeis, no llueve a gusto de todos y, lo que tenéis que entender es que no todo lo que Apple hace es lo mejor para todos. Por ahora esta empresa es «de chicha y nabo», pero según abandonen más personas quizas (y digo quizas, que Apple es muy cabezota salvo para todo aquello que de dinero) reculen.

Vía: TUAW