Anoche, mientras vosotros celebrabais que se había acabado la crisis, no había rescate por parte de Europa, el pleno empleo que prometio Rajoy (o el otro, da igual) y que no hay recortes en los derechos más fundamentales, ayer, Papi salió al jardin y dijo a los niños que ya podían meterse en casa, que se acabo el jugar.

Microsoft presento su tableta oficial, Surface a las 00:30 de la mañana (GMT+1) donde esta vez si se cumple lo que tanto Apple pregona, la era PostPC.

Sí, la tableta de Microsoft, como las otras muchas que se presentaron en el CES por fuera parece una tableta estandar, como las que ahora todos usamos y podemos comprar en el Carrefour o Dealextreme por unos 100 euros. De hecho, para la mayoria de la gente no hay diferencia alguna entre esta (la de Microsoft) y cualquiera de Samsung, Dell o prestigiosas marcas de fabricantes de hardware.

Pero si, tiene una gran diferencia, y es que es capaz de ejecutar aplicaciones de escritorio de forma nativa. Sí, señores, algo que ni un iPad con iOS ni la mejor de las tabletas con Android del mercado, es capaz de ejecutar Office nativo, el mismo que corre en vuestros equipos de oficina, con las mismas características, el mismo Photoshop de Adobe que tenéis en vuestro Mac (salvo que es la versión Windows, claro), la misma aplicación de torrents, el mismo juego

Sí, esa es la ventaja del papa respecto a los hijos, que mientras los últimos tenian que usar aplicaciones pensadas y realizadas para su sistema concreto, para la versión móvil, papa usa la versión de escritorio porque su sistema operativo es el mismo que la versión de escritorio.

Mientras Apple pone mejores pantallas y el resto se aúna a mejores procesadores y tarjetas gráficas, Microsoft, lenta pero segura, como siempre ha hecho, ha estado estos años tras Windows 7 refinando su sistema operativo, haciendo más ligero (al contrario que el resto conocido por todos, que Apple) para que fuera capaz de ejecutarse en maquinas tan ligeras como un tablet.

¿Y que hace un blog de Apple hablando de un dispositivo de Microsoft? ¿no es el diablo?. No señores, es bueno que conozcáis todas las variantes habidas y por haber para que podais elegir la solución que más se ajuste a vuestras necesidades y, lo que tampoco es bueno, es esconder la cabeza ante algo que no nos gusta pensando que si no lo ves no existe, porque ahi esta.

Así que ya sabeis, Windows 8 ha llegado para quedarse en todos sus dispositivos, desde telefonos (si, hay versión telefono que es la misma que escritorio), tablets y equipos de escritorio, acabando con servidores. Y ha hecho lo que tenia que haber hecho la competencia desde un principio, no segmentar.

Vía: Surface