Ese señor que veis en la imagen, sonriente, frente al logo de AT&T, mirando al futuro prometedor, donde todo son promesas es, ante todo, un empresario que quiere ganar dinero. Por eso, frente a los rumores en que se indicaba que en su red móvil (AT&T, ya que es el presidente de la compañía, el CEO para los cool) se cobraría por el uso de Facetime ha respondido “too early to talk pricing” (muy pronto para hablar de precios). Lo que confirma que a los americanos les van a cobrar, aparte de los datos y aparte de la posibilidad de uso de VoIP o no).

Vamos, que como nosotros somos reflejo (mayoritariamente) de los americanos, aquellos que veían con buena cara e incluso se compraron, tirando su iPhone 4, un flagante iPhone 4S para Siri y Facetime sobre 3G siguiendo las indicaciones de Apple que decían que el iPhone 4 no tiene micros/potencia/ram/color/olor que lo imposibilita para el Facetime 3G van a tener que ir preparando la cartera para pasarse a los contratos de datos más caros de su compañía, si no les cobran (aun estando en esos) un recargo al querer usar Facetime por la calle.

Recordad, los empresarios, como los políticos, están ahí para hacerse ricos ellos y harán todo lo posible para conseguir unas moneditas más de vuestros preciados bolsillos. Mentirán, robaran, dirán lo contrario que prometieron y no dudaran en hacer contactos de lo más dudoso posible con tal de vuestro tungsteno.

Vía: Engadget