Rápidamente Apple, tras haber sido retirada la certificación EPEAT respecto a “limpieza” de sus equipos ha hecho todo lo posible (mediante dinero y promesas) para volver a recibir dicha certificación.

El porque es sencillo, como dijimos (ya que nadie esta metido en esas cosas y no sabe “la pasta que se mueve ahí”) los concursos de hardware son muy golosos tanto en administraciones publicas como en privadas y sin ese certificado Apple no podía concursar.

A una empresa le importa una “caca” el ser verdes, el ser limpios y la gente que les compra sus productos. A una empresa les importa el señor verde y cualquier acción que haga perder al señor verde (recordad a Jose Mota, las gallinas que entran por las que van saliendo) y ver que, en este caso, con la gente de a pie no entran suficientes gallinas, hace un cambio de política instantáneo para adaptarse.

Recordad, toda empresa tiene unos principios y si no te gustan, tiene otros, como decía Groucho.

Vía: Apple, cualquier blog que se esta liando solo y el AppleStore para los gobiernos (solo para USA, el resto le da igual)