¿Hos hemos hablado de esta pequeña mania que tiene Apple llamada “obsolescencia programada” en la que poco a poco te “invita” a desechar tu dispositivo, perfectamente funcional y capaz de realizar tareas modernas por amor a un puñado de dólares?, ¿no?, pues nuestra querida empresa y su modelo de negocio se basa en que la gente renueve la mayor parte de sus dispositivos (por no decir todos, si pueden) como mucho cada dos años de forma que se aseguren la estabilidad y compatibilidad entre ellos, que cosas.

Pues bien, en estos años Apple ha perfeccionado tanto la técnica atacando a tantos palos a la vez para conseguir su objetivo que ha pasado de ser el tipico matón del “cole” a ser un verdadero padrino de la mafia pasando por un pirata de Somalia.

El primer paso, ya lo ha dado actualizando a iOS6 y el iPhone 5, dando a este capacidades que el resto nunca tendra por oscuras razones que todos conocéis y que muchos no entendemos a sabiendas de una cosa que el gobierno de Rajoy no quiere que tengamos: conocimientos, cultura y sabiduría (algunos más y otros menos).

Ahora, ha dado el siguiente paso, obligar a los más debiles para el por ser unos gafa pastas pajeros a obligar a la masa de usuarios a actualizar. ¿Como?, pues el primer paso es este, “desarrollador, hay que meter imágenes y capturas de pantalla de vuestras aplicaciones en formato iPhone 5 o sino no solo no pasaran sino que te largaremos de la AppStore, el sitio ese donde alguien te ha dicho que te harás millonario”. Y todo gracias a través de un correo que hemos recibido.

¡Pero si no dice eso, Apple hatter (palabra que se ha hecho famosa y muy usada ahora)!, solo dice que si va a beneficiarse de la nueva resolución guay y no pones una imagen, simplemente no pasara la evaluación con el mensaje de que te falta un pantallazo y que no será revisada hasta que no tenga todas las imágenes.

Por supuesto Jhonny, pero de ahí a como ha pasado otras veces, forzar y solo aprobar las aplicaciones con ciertas características (compiladas para un iOS determinado, compiladas para un procesador determinado…) queda un tris. Vamos, que obligan con una pistola metida en el bolsillo de una chaqueta donde tu lo sabes, pero la gente que pasea a tu alrededor en la feria comiendo algodón no se han enterado que estas secuestrado por la plataforma. Que majos.

Que cosas es la vida, que cosas es la prepotencia, que cosas es el creerse dueño y amo del mercado y sobre todo, que cosas es usar a la gente para su beneficio porque son idiotas y no quieren que aprendan. Y quizás por eso mismo (y no solo por este tipo de situaciones “tecnológicas”) es cuando hay que aprender, saber más y, si no te llega, tener un buen criterio para elegir las fuentes que no sea la masa. Pero eso va en contra de la propia naturaleza humana, donde, vamos al restaurante que hay más gente, por el hecho de que haya mucha gente y no porque sirvan buena comida o tendemos a reunirnos y concentrarnos en grupos en una superficie amplia aunque no nos conozcamos. Somos un animal social. Y si sabes aprovecharte de eso, tienes a la masa comiendo de tu mano.