Como dijimos hay una separación de la religión de Apple en dos: Los discipulos de Jobs que se van de vacaciones con su bibliografia tratandola como la biblia y los discipulos de la nueva Apple que adoran a Tim Cook y reconocen el buen gusto de la compañía.

Esto si es fragmentación y no la de Android. Fragmentación de la marca y se comienza a ver el odio entre ellos. Por eso, los discípulos de Jobs han lanzado esta imagen en que critican el modo de ver de los discípulos de Cook acerca de la evolución del iPhone.

Vía: ¿Cualquier blog?