¿Sabeis que tienen en común todos los malos «bordes»?, que son unos snobs… ¡quememosles!.