Hoy Apple ha dado esa pequeña sorpresa que ellos ya sabían y por lo que tenían el dinero de muchos ya asegurado desde hace meses, pero no en su bolsillo. Apple hoy dio barra libre a la compra de los nuevos iMacs.

Y apareciendo hoy ya hay gente que ha ido corriendo a traspasar su dinero a la cuenta corriente de Apple, comprando un equipo totalmente a ciegas.

Sí, hoy muchos ya tienen y han inundado Youtube de videos de “unboxing”, aperturas, cajas, envoltorios, contenidos, interiores del nuevo iMac como si, en esta batalla por ser el primero, les fueran a dar un premio. Eso si, sin saber que siempre, en esta vida, otro es más que tu o es más rápido.

Los blogs se han llenado de artículos hablando del culo redondo, de tragarse palabras, de yo tenia razón y de gente que saca la polla a pasear (la polla de la envidia) asegurando que se han comprado el modelo tal o cual para ser la envidia del resto de comentaristas de las noticias, para ser los héroes de la jornada.

Y a estos infelices, dicho comentario, esa intuición, les ha salido cara. Comentarios en un blog de fama o no ha salido por alrededor de 2000 euros (como ellos indican).

Estos blogs se han llenado de artículos, si, pero artículos que no dicen nada nuevo y repiten lo que otros dicen o chillan las bondades de la web de Apple. Artículos sin chicha donde preguntan si se puede ampliar el iMac sin perder la garantía o donde no se sabe (por ejemplo) que el iMac pequeño de 21 pulgadas tiene un disco duro de 5400 rpm, mientras que el hermano mayor de 27 pulgadas dispone de un disco de 7200 rpm, algo sustancialmente importante dependiendo de para que vayas a usar dicho equipo (y siempre que no sea para fardar). O cosas como que las resoluciones de pantalla no han cambiado respecto al modelo anterior o que las tarjetas estan entre una NVIDIA GT 660M (de movil, si) en el hermano mayor y NVIDIA GTM 640M en el hermano pequeño.

Tampoco hacen hincapié en que el nuevo modelo de pantalla “reducida” usada en la mayoría de los teléfonos y que estos señores han calzado al equipo hace que refleje mucho menos que los anteriores modelos o que el procesador de todos los modelos “se puede cambiar”, aunque sin saber el chipset de la placa no se puede indicar si es cambiable por uno superior de la misma generación o cuantas generaciones futuras va a aguantar (y no solo por el socket).

Y no nombran que Crucial, “repartidor” de memorias universal y muy usado por los maqueros solo nos da precios para las memorias del iMac de 27 y no para el iMac de 21 pulgadas, indicando que simplemente os debéis de olvidar de cambiarlas. O viendo los despieces que esta apareciendo por ahí y que denotan que sea el modelo que sea, si cambiáis las memorias podéis ir diciendo adiós a la garantía ya que debéis desmontar medio equipo. Algo que vendrá en el manual físico que nadie ha leído aun porque “es que es tan pequeñín y tan bonito que…”.

Así que antes de comprarlo o no, aparte de revisar si lo necesitáis y si cumple dichas necesidades, respirad un poco que ahora, con tanto hype y gente asombrada, la masa es una buena excusa para obligaros a gastar el dinero en algo que quizás no sea lo que andáis buscando. La masa da un efecto placebo y como decían en Gran Hermano, “aquí dentro se magnifican las cosas” sin saber que se refieren a este mismo.

Por ahora, esperemos a que lo desmonten del todo los señores de iFixit y nos muestren el verdadero contenido del paquete.

Vía: Cualquier blog