data-300x225

“No hay mejor defensa que un buen ataque”, como me dijeron ayer, y sumado a “la neolengua y con buenas palabras se puede asertar cualquier cosa pareciendo que sabes” podemos tener un articulo buen montado, argumentado pero que en el fondo no dice nada.

Es muy común, cuando a alguien le dicen que lo suyo es una braga, sentirse herido, enfadarse y acabar odiando a quien te lo dice y sobre lo que te habla. Es muy común que si es uno de tus principios te siente peor y te tires meses para crear una teoría judio-masonica de conspiraciones y hechos ciertos en ciertos puntos, más exagerados en otros para mantener un hilo de atención.

Quizas por eso, siempre he dicho que la mejor arma de una marca son sus usuarios, ya que, aunque la marca “la cague” o haga cosas mal, lo mejor que puede hacer es soltar a sus perros y sus gurus par que lancen teorías que la defiendan. La marca no se defiende sola (mas o menos) la defienden sus feligreses. El problema no es la religión católica y el Papa, el problema son los idiotas que les siguen y se vuelven cristofachas. Vamos, los extremismos ciegos.

Y quizás por eso, existe una moda en informática que se llama, “si quieres comparar algo con el mal, comparalo con Microsoft”, similar a, en política y muy usado por UPyD con “sea lo que se, mete en la conversación a Hitler que es el mal supremo”.

Asegurar cosas, que leeréis, como que es mejor el código ejecutado que el interpretado, cuando, en programación son ciclos y elecciones que se toman, como ¿PHP/ASP o JAVA?, ¿Basic o C?, ¿mainframe o servidor?, ¿en la nube o en tu disco duro?, asegurando que iOS es mucho mejor que cualquier otro sistema operativo, como Android ya que iOS es compilado e Android interpretado (que no es del todo cierto…) puede demostrar, al igual que en procesos anteriores, no entender que una elección tiene sus ventajas e inconvenientes. Vamos, que hay que estar en la tapia y no posicionarse cuando son cosas o balanzas donde todo es bueno y todo es malo. Como podemos ver en HTML5 es malo y aplicación nativa me pone palote.

Lo mismo acerca de seguridad activa o pasiva, indicando que la activa es la mejor y la pasiva es una mierda pensada por el diablo para descargar de trabajo. Similar a si eres un guru web y te posicionas en “donde compruebo los datos de un formulario, en el cliente con Javascript o en el servidor con el lenguaje que me salga del rabo, compilado o interpretado”, pues bien, en ambos sitios. De ahí que ni Apple hace maravillas con su seguridad activa, ni el otro es super-guay dando libertad con su seguridad pasiva. Hay que volver a estar en la tapia ya que ambas son necesarias aunque se de más importancia dependiendo de a quien te dirijas.

Pero sobre todo, asegurar que un sistema de capas es algo ineficiente, capas encima del nucleo son malas, el diablo se viste de Prada, como argumento para defender a iOS resulta menos como para reir un rato y pensar sobre el desconocimiento del sistema que defiendes. Sin saber que actualmente todos los sistemas operativos siguen este “método” y los únicos que no trabajaban “en capas” (que lo hacían en cierto modo) eran los equipos con RomBasic (por ejemplo) de principios de la informática de consumo de los 80.

Pero claro, hay que montar un discurso y armarlo para poder esgrimir la espada de la fragmentación, como otros gurus y la propia Apple te indica, cuando (sin usar el “y tu mas”) todos los sistemas tienen algo de fragmentación en cuanto tienen diferentes productos y usan lo mismo para todos. De hecho, no conozco ningún sistema operativo de escritorio y móvil que no este “fragmentado” de algún u otro modo (repito, si se usa en diferentes dispositivos, porque hasta un driver de OSX -para entendernos- puede considerarse fragmentación al ser una adaptación de algo superior a diferentes soluciones de hardware). Pero suele ser algo normal cuando quieres aprovechar el trabajo ya hecho y piensas que parte de una solución funciona para otra, de ahi que haya variantes de Linux (si Linux, no Unix) montadas en cosas tan dispares como vuestro router, una maquina tragaperras, un ordenador de bolsillo o hasta lavadoras…

Como he dicho al principio el problema no es la marca o el rey, sino sus subditos, los primeros idiotas que defienden al rey (o a la marca) pensando que esta piensa en ellos y les salvara. No, señores, no existe marca (Google, Apple, Microsoft, Nike, Samsung, Garmin, Zara, el chino de debajo de tu casa…) que no busque lo mismo, ganar dinero.

Tu, como usuario, como persona, has de ser lo suficientemente inteligente (estilo Woz) para arrimarte al sol que mas calienta a sabiendas que hay que ir variando de marca y solución dependiendo de tu problema. De ahí que lo primero que habría que enseñar y educar a los “usuarios” es a localizar sus necesidades, porque, repito, ninguna es buena y ninguna es mala, solo se adaptan mas o menos. Y para eso hay que ser critico y no Evangelist de nadie, porque en el fondo te están usando y que te usen demuestra que eres idiota (aunque todos lo hayamos sido en algún momento de nuestras vidas).

Porque, señores, Apple es la nueva Microsoft, Google es la nueva Microsoft, Samsung es la nueva Microsoft y, el chino de debajo de tu casa, es la nueva Microsoft también… ¡ah! y Microsoft es la nueva Microsoft.

Y por supuesto, mi opinión es totalmente discutible, falsa y tiene lagunas increíblemente graves, pero solo se que yo “no me vendo a nadie”, que cuando alguien alaba mucho algo doy dos pasos atrás y lo miro con otros ojos, y si alguien ataca algo, doy dos pasos y miro lo bueno que también puede tener, hasta Microsoft. Y no es por meterme con el coetáneo Carlos Burges, ni mucho menos (como se pensara al “atacar” a su máximo ideal y la marca, tomandoselo como algo personal), sino para decir, tranquilo, baja el pistón que todos son iguales, que todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes y que todo depende de quien lo use, que no hay masas ni hay soluciones universales para cualquier problema.

Vía: Faq-mac