Y por eso, en exclusiva, tenemos las imágenes de la última presentación de Apple, pre-grabada y que nunca va a aparecer hasta que el doble de Tim (el que ahora hace las entrevistas) coja aires.

Porque no es que Jobs haya dejado el listón alto, no, es que Tim no es Jobs, por mucho que insistáis.