iOS-6-vs-iOS-7-icons-teaser

Desde aqui, desde Canal #Mac, no vamos a desaprovechar la oportunidad de hacer leña del árbol caído y no vamos a ser menos en usar la comidilla y el descontento general debido al cambio de “diseño” que Apple ha realizado en iOS7.

Pero vamos a ver, ¿no queríais cambio?, ¿no queríais genio de Ive?, pues tomad dos tazas.

Como ha pasado siempre, cuando a un diseñador se le sube el vino a la cabeza, todo el mundo hace genuflexiones en su presencia y no hay nadie que le diga en su cara “pero esto es una puta mierda, chato” por miedo al divo han pasado estas cosas.

En algunos casos, el genio, dejándole, ha creado tendencia y ha marcado un nuevo estilo. Y muchos ejemplos tenemos, desde el cubismo (en la epoca de la perspectiva) y donde me imagino que aquellos que lo vieron pensaron “¿pero que puta mierda es esta?” hasta el hiperrealismo en la época del LSD y donde cada cual experimentaba con sus mierdas.

En muchos aspectos, lo que pesa no es que haga sino quien lo haga y en este caso ha sido el farsante vendedor de humo llamado Ive. Porque cuando una persona (y no hablo de diseñadores, sino en general) se empieza a rapar el pelo, hacerse fotos en blanco y negro con la cara a un lado sujetandosela con la mano contraria, señores, ese chaval se ha pasado de rosca y lo unico que le gusta es escuchar su propia voz.

Cada artista, cada diseñador, tiene su método para realizar sus obras o su trabajo. Algunos son más rápidos, otros más lentos, otros necesitan su dosis de alcohol (o droga) minimo en sangre para crear… ahí no nos metemos. Pero cuando un “artista” va de “esperanza para la empresa” y en sus videos solo habla de sentimiento, señores, es igual que ir a ver a Enrique Dans a una conferencia de 2.0.: Empiezas a toser y desde lejos se huele que no tiene ni puta idea.

Y digo esto, porque suena a que estos iconos son de “me ha pillado el toro y vamos a sacar esos bocetos que tenia por ahí pintandolos de un color, que como soy un guru, seguro que nadie me dice nada”… y toma, ahi los tenéis. Confirmandose lo que muchos usábamos con el “te lo dije“, el diseñador no es Ive, es su sobrino de 9 años.

Pero nada, confiados en el amor que muchos tienen y la incapacidad critica de “¿pero tu te crees que soy tonto o que, chato?” que poseen ante cualquier producto de Apple, han tirado por “la vía de en medio” y han sacado “eso” que, sinceramente, a muchos no gusta y que se veia venir con el AppleTV y su diseño. Y asi va a pasar que aunque una mierda pinchada en un palo es, las genuflexiones continuaran frente a ese señor y nunca (por ahora) oira el necesario “… chico, esto es una mierda pinchada en un palo” que El Payaso nos ha enseñado.

Y si, sabemos (se) que esto del gusto es subjetivo y lo entiendo. Habrá gente que le guste y gente que no… pero a mi es un no e igual que yo les tengo que respetar, ellos me tendrán que respetar que diga esto.

Vía: Cualquier blog