Cada vez que sale un dispositivo nuevo de la manzana, vuelven las mismas criticas y las mismas defensas a ultranza de los adeptos a la manzana. La primera en aparecer siempre es “cuanto vale este iPhone”, despiezando las piezas y sacando el valor de dichas piezas a precio minorista.

Sí amigos, el iPhone 5C de 16Gb sale por 179 dólares que son 133 euros y que vende por 599 euros, mientras que el iPhone 5S de 16 Gb sale por unos 199 dólares (a ojo de buen cubero) que son unos 147 euros al cambio y vende por 699 euros. Lo que da una media facilona de un 400% de beneficio para Apple por terminal. Como informa IHS y nos cuentan desde ADSLZone.

Y como siempre, la respuesta que dará un fanboy deprisa y corriendo, como se puede ver en los comentarios de ADSLZone, es que no contáis todos los gastos porque no tenéis ni puta idea de ellos como el que usa esa excusa para defender a su amada compañía que no puede estar “sangrandole” tanto como vosotros, que usáis teléfonos de esos chinos y malos, como por ejemplo Samsungs con Android, queréis decir únicamente por hacer el mal y fastidiar.

No contáis con lo que cobran los chinos, con el I+D invertido, con el transporte, con los vendedores, con los embalajes, con el diseñador (que si, ese debe de ser el que mas ha cobrado, solo hay que ver los iconos de iOS7… que pensamos que le han pagado con un cargamento de 2 piruletas al tener 5 años)… con todas esas cosas tan importantes y difíciles de calcular. Que como quien pone esa excusa que piensa que es incontestable ya que el es incapaz de calcularla, cree que nadie en el mundo mundial, cuando monta una empresa, es capaz de calcular esos costes y, por lo tanto, producir el iPhone (desde la mesa de trabajo) hasta la calle puede reportar beneficios o no.

Amigos, eso, eso que pensáis que es incalculable, se llama ROI o Retorno de la Inversión. Que es justamente lo que veis en el gráfico y es lo primero que se calcula para saber si un producto es rentable y en cuanto tiempo. De hecho, si queréis pedir un crédito a un banco para un negocio (un plan de negocio, vamos) es una de las cosas que han de estar calculadas al milímetro y que, por supuesto Apple tiene en cuenta.

Ademas, ha sabiendas que muchos de los aspectos que tanto criticáis ya que os parecen tan difíciles a vosotros que pensáis que son imposibles para el resto de los mortales, como calcular el I+D y que disminuye con cada generación de un producto (ya que no hay que desarrollarlo de cero, sino partir del anterior) o la logística del producto (porque ya esta hecha, en muchos casos, de productos anteriores y lo que se hace es apretar para que salga más barata) o, el tiempo que pasa en la cadena de montaje (por lo tanto el precio por hora de fabricación por empleado sobre el que pasan sus manos) es totalmente imposible de rebajar por año, el ROI por producto y generación disminuye exponencialmente.

¿Cual es el ROI de un producto como un iPhone?. Pues obviamente eso solo lo sabe Apple, pero desde aquí, os podemos asegurar que si no mereciera la pena, no lo habrían sacado y, os aseguramos que con solo el primer día de ventas, esta ya más que cubierto (a sabiendas de lo que vale y lo que cuesta dicho cacharro).

Así que, dejad de usar ese argumento tan infantil y, sobre todo, dejad de defender a la manzana que no os defiende a vosotros ni aunque os vean que os están dando una paliza (salvo que podáis pagarlo, en cuanto no tengáis dinero… dejareis de ser importantes).

Vía: ADSLZone y los comentarios de los fanboys de la manzana

P.S.: No, no somos “Apple hatters”, simplemente os indicamos que no seáis tan primos y dóciles con esas personas, que se están riendo de vosotros en vuestra cara y se lo permitís. No decimos que no compréis productos de la manzana, sino que reviséis bien si es lo que necesitáis ya que el dinero que invertís lo ganáis con sudor o, pasara que os dirán que por culpa de vuestras siestas o por tener 4 días por entierro de un familiar, es España la que no sale de la crisis, en vez de porque ellos la gestionan mal y no quieren disminuir sus beneficios y repartirles con vosotros.