Y ahora a ver quien no se lo toma con el humor y empieza a criticar a quienes han hecho los vídeos rememorando la memoria de Jobs o algún otro difunto. Que son muy malos por reirse de tus creencias, mientras tu te ríes de las de los demás.