Pues si, parece ser que hay un fallo en la pantalla de bloqueo de iOS7 que permite a la gente entrar a ver parte de tus datos del dispositivo (la galería de fotos, así que nada de sexting ni peting, cochinos) y que “se ha encontrado” justo, fijate, el mismo día que este salió a la calle.

Obviamente, este bug solo puede solucionarse a través de una actualización de software.

Vía: Engadget