iphon1

Me imagino que todos nosotros sabemos la importancia de la interpretación de las cosas. Así vemos todos los días a nuestros políticos que ya no son expertos en negociar o ver lo mejor para su pueblo sino que son contratados según su capacidad para retorcer e interpretar las cifras con tal de ponerlas a su favor. Porque siempre tienen la excusa de indicar el «es que no me entendisteis» (la culpa es tuya) o el «me habéis interpretado mal, voy a aclarar…» (la culpa es tuya porque eres duro de oído).

Esa nueva generación de «forzudos de las cifras» esta multiplicandose en otros sitios de forma que, sea el experto que sea, los datos que muestra están siempre a su favor.

Por supuesto, en esos datos mostrados se obviaran elementos que harían llorar a cualquier estadistico, tales como la población, escalas o tiempos, a fin de engrandecer y aumentar la diferencia entre las dos cosas que siempre se comparan (si aparecen más, realmente no importan).

Así podemos ver sitios como Applesfera o Faq-Mac donde las cifras indican un aumento apabullante de usuarios de iOS y la muerde de los usuarios de Android (como enemigo natural) o cifras como las de IDC que dicen exactamente lo contrario (el aumento increíble de Android y la muerte de iOS) con, supuestamente, los mismos datos.

Entonces, ¿a quien creer si con «los mismos datos» y «haciendo referencia a lo mismo» tenemos interpretaciones contrarias?. Pues a ninguno.

La realización de dichas estadísticas y gráficas son engañosas, y si a esto unimos que la interpretación es sesgada tenemos un tandem totalmente maravilloso que, va en contra del sentido común. Pero claro, como las matemáticas no mienten (y esto es totalmente cierto) tendemos a fiarnos de los resultados mostrados antes que del sentido común que tengamos. Al igual que el sentido que más importancia tiene para la obtención de información es la vista y en caso de mostrar lo contrario vista y oído, el cerebro dará más credibilidad a la vista.

Esta es la debilidad que tenemos es aprovechada para el conocido «dar la vuelta a la tortilla» de forma que un «amante» de Android dirá que Android esta ganando y un fanboy de la manzana besara a Apple indicando que Android esta muriendose porque es un fracaso in-usable, que funciona mal o que simplemente no se ha duchado esa mañana.

La re-interpretación de los datos, es otro juego usado para acercar el ascua a la sardina de quien habla. Un ejemplo que llevamos viendo últimamente es la alegría de los usuarios de iOS acerca de que los mapas de Apple son usados más que los mapas de Google en dispositivos iOS.

Seguramente sea cierto, pero obvian indicar factores tan importantes que pueden ser los provocadores de dicho comportamiento, tales como que es el navegador instalado de serie en el dispositivo, que los usuarios son idiotas y (aunque no os lo creais) pueden no saber/querer/molestarse en descargarse otros navegadores de diferentes marcas y la particularidad de iOS de no poder poner por defecto aplicaciones que no sean las que Apple quiere para la apertura automática de enlaces/ficheros/direcciones/etc…

Esto que parece una tontería es una de las causas de dicho crecimiento y no que la gente odie a Google o que se este dando cuenta que, para un fanboy como le han enseñado, Google es el diablo que quiere dominar el mundo.

Y por supuesto, en el lado contrario ocurre lo mismo, salvo que aquí estamos para poner a parir a los fanboys y repetirles que son exactamente iguales que aquellos que odian.

Por eso, aunque las matemáticas son una ciencia exacta; cuando os muestren una estadística, apartaos un poco y vedlas desde la lejanía.

Vía: Cualquier web