Como se nota que estamos en crisis y recesión. Pero una crisis muy dura que esta llegando hasta a los redactores de los blogs de la manzana. Los pobres (más bien sus padres) tienen tan poco dinero que no pueden ni hacer la renovación anual obligada por Apple de todos los dispositivos para que puedan hablar de ellos.

Si antes paso con el iPhone 5C (donde la C era de Cheap, barato) según los rumores, el iPhone para las masas que competiria con los terminales de baja gama con un terminal estupendo a un precio que cualquiera se iba a permitir (aun nos estamos riendo), ahora retorna con el iMac barato.

Sí, si antes de las propinas no se podían comprar un iPhone, estos redactores e imaginaron que Apple pensaría en ellos sacando un dispositivo que se podrían comprar para seguir siendo molones, ahora que sus padres tampoco pueden pagar a duras penas el gas de la casa (gracias, capitalismo), esperan que la empresa se apiade de ellos y les de un iMac a precio asequible.

Lo peor de todo es que mucha gente, aun creyendo el cuento de la lechera que ya paso por el iPhone hasta se lo esta creyendo. Vamos, no nos j*dais que os lo estáis creyendo. Creyendo las ideas comatosas de un redactor sin pasta.

Estáis pensando que el capitalismo va a ir contra si mismo sacando algo de bajo precio. Niños, que Apple es una de las virtudes del capitalismo extremo, basandose y siendo un estandarte de el. Esta siguiendo el A, B, C al pie de la letra y en la receta no esta el “bajar los precios”. Louis Vuitton no tiene una linea de bolsos para ricos y otra “para pobres” porque los pobres no son su objetivo, no tienen dinero.

Si no tenéis pasta, podéis ir “al moro” a comprar una copia, que los de los bolsos lo permiten igual para manteneos con la ilusión de poder tener uno. Daño a la marca no hacen ninguno ya que la gente que no puede comprarse un bolso de 1000 euros (mínimo), tampoco se lo va a poder comprar sin haberse llevado el bolso de imitación.

Con lo que, amigos, si te engañan la primera vez “es licito”, pero si te engañan una segunda “es que eres idiota”.

Un iMac barato… madre, si es que me río solo de pensarlo. Aunque lo justifiquen (esos mega-redactores que tanto lo desean) con el soniquete de “educación” y por ende “barato”, de barato no tiene nada, sigue siendo caro y punto. Porque la palabra barato tiene muchos valores diferentes según con quien hables y en el momento en el que hables.

Vía: Cualquier blog