https://www.youtube.com/watch?v=PQBTd4xF6tU

Repetimos: no es el dispositivo lo que te hace especial, eres tu.

El dispositivo, sin ti, sin las personas que han realizado la aplicación, no vale nada. Es un aparato muerto. No agradezcas a Apple por haberte dado el dispositivo, no creas que por tenerlo te convierte en un “super heroe”.

Puede sonar muy objetivista, pero es así.

Recuerda que, esos mismos elementos, aplicaciones o capacidades no las tiene únicamente los dispositivos de la manzana. Recuerda esos tiempos (que muchos no habéis vivido) donde las aplicaciones para Apple era inexistentes, y al final, al igual que había aplicaciones para Windows, estas se portaron a Mac.

Aquí pasa lo mismo, las aplicaciones, los extras, no son exclusivos de la manzana. También existen para el resto de plataformas lo que convierte al iPhone (en este caso) en un aparato más, igual que el resto.