Y es que no es un fallo, es parte del nuevo y mejorado modo avión… que no lo sabéis ver, malditos.

Vía: The New Yorker