Ahora que queda poquito para la salida del iPhone 6, 6 plus y demás charrafandangas los blogs de contar mentiras, tanto por un lado como del otro, se están llenando del típico «la mía es la más grande».

Sí amigo, tu teléfono o tu próximo teléfono o el teléfono del cuñado siempre es el mejor de todos.

Tenemos desde «una pantalla maravillosa, la mejor del mercado es la del iPhone 6plus» sin compararla con el mercado, pasando al «porque la empresa LG hace un móvil con el mismo tamaño de pantalla pero de menor tamaño general, y es mucho mejor». El mismo fallo, el mismo problema de un lado o del otro, la mía es mucho más larga.

Y no amigo, la tuya no es mucho más larga, la tuya es diferente con sus problemas y sus ventajas, con lo bueno o con lo malo, pero que a ti (por las razones que sea, ya sean sociales o sean reales o sean de presión de grupo) te vienen bien pero que a otro le pueden suponer la mayor mierda del mundo.

Esto no es que sea nuevo, es que es una norma básica de convivencia: «¿No te cae bien?, Respeta».

Y no, no es el usar «es mi opinión, hay que respetarla» donde se puede decir cualquier cosa aunque sea la estupidez mas grande del mundo. Usualmente los que usan esa excusa son los mismos que no respetan al resto. Es simple y llano respeto. Y recordar que no todo el mundo tiene razón, incluido tu, el que vas diciendo que la mía es más grande.

Ahora, que vais a pasar unos días actualizando las aplicaciones, el sistema, resolviendo tus problemas, iCloudeando (y cagandola, eso es obvio) no entreis en el juego de «la mía es más grande» ni penséis que la vuestra lo es. Simplemente, es diferente. Y lo diferente es justamente lo bonito, lo que enriquece.

Vía: Cualquier blog