Existen dos cosas con las cuales no hay que jugar en este mundo éticamente hablando (entre otras muchas cosas):

1. No culpabilizar al de abajo.
2. Los niños, porque son el futuro.

10689797_10153130310164239_5638873435173001728_n

El punto 1 lo estamos viendo como se lo saltan toreramente con el tema del ébola. Tenemos un gobierno que le suda la polla el resto con tal de salvar su trasero y articula excusas que culpabilizan a otros (preferiblemente al de abajo) mientras ellos se salen de rositas. Francisco Javier Rodríguez y Ana Mato son parte del cuestionario al respecto. El maquinista de Valencia, el maquinista de RENFE, nosotros por vivir por encima de nuestras posibilidades… siempre el ultimo mono.

Pero esta bajeza moral no solo la vemos en este caso (que tiene relevancia mundial), sino cualquier día en el trabajo donde, entre nosotros mismos nos tiramos cuchillos con tal de no reconocer el «la he cagado».

Captura de pantalla 2014-10-10 a la(s) 10.41.03

El punto 2 lo vemos ahora mismo, con Apple y aquellos que se ponen medallas con que Apple este por encima de la Oreo en cuestión de asociación con los niños.

«Moralina» lo llaman, «moralina» con desprecio o como insulto, como decir «perroflauta» o adjetivos similares. «Oportunidades» dicen y comentan que son, oportunidades, ¿pero para quien?.

Amigos, los niños son el futuro y no hay que tocarlos. No hay que adoctrinarlos porque, si no te das cuenta, lo que haces es adoctrinar y comprometer tu propio futuro.

Por ganar «unos euros ahora» no puedes comprometer lo que el mañana puede ser para esa gente (y el resto). Es una opción muy egoísta y por lo tanto, neoliberalista (un neoliberal por definición es una persona egoísta, como el señor Cangrejo).

Al final, un neoliberalista es un liberal de toda la vida pero con traje nuevo, con sombrero nuevo.

Repito, jugar con los niños, no. No se puede, esta prohibido, es una norma básica de la ética y quien juega con ellos no tienen ética (y por lo tanto, los que lo aplauden, aun menos).

Que los niños prefieran un iPad antes que una galleta de chocolate, es grave, muy grave… y lo estamos permitiendo.

Vía: Cualquier blog