Es común que, cuando aparece en los «medios» una información acerca de que tal o cual ha descubierto un agujero o lanza un software para hacer jailbreak aparezcan post por la blogosfera defendiendo tu «derecho» a no hacerlo o tu derecho a hacerlo o sino eres gilipollas.

Pues bien, desde aquí lo que defendemos es el derecho a que puedas hacer lo que te salga del badajo.

Instalarlo o no instalarlo, es cosa tuya. Tan libre eres de hacerlo como de no hacerlo. No hay nada malo en una u otra postura.

No te dejes comer el tarro tanto con que es inseguro, que vendrá el coco o que no podrás personalizarlo porque Apple es mala malísima.

Tu, si quieres, experimenta y saca tus propias conclusiones. Aprende o no, según tus necesidades. Haz lo que te salga del badajo, pero eso si, que tengas esa posibilidad de elección.

Vía: cualquier blog