tesla-model-s copy

Los rumores nunca se acaban amigos, son como la energía, ni se crea, ni se destruye, simplemente se transforma. Por eso los rumores pasados se transforman en unos nuevos, que no son diferentes, pero si evolucionados.

Recordad que la mayoría de los rumores se basan en cuestiones circunstanciales y pilladas por los pelos, mas son culpables los blogs (que tampoco tienen mucho que contar y se tienen que agarrar a lo primero que se encuentran como si descubrieran America) de agrandarlos y hacer que mucha gente se lo crea.

El que toca ahora, tras la iTV que no ha salido, el iMac táctil que no ha aparecido, el Macbook Air de 12 pulgadas inexistente y el iPad Pro que no ha visto la luz (junto a la consola que resurge de… algún sitio), es el coche Apple.

Si amigos, el coche Apple porque es un coche, ¡un coche!. Entre unos que dicen que Apple ha contratado a un griton de expertos en coches y otros que indican que el griton de empleados nuevos montados en lujosas berlinas son de Tesla, ya tenemos rumor al canto sin fundamento.

Si, porque como Apple contrata a gente y esta gente viene de [pongase aquí su sector preferido ya que nadie puede decir si son de ahi o no] ya se indica que Apple esta trabajando en ello. Porque todo lo que pasa en el mundo es por y para Apple, porque no podemos estar en el bando perdedor.

Así que los blogs han montado curiosas estratagemas escritas para indicar que Apple lleva, llevaba y llevara un tiempo estimadamente grande (pero lo suficiente pequeño para que tengan que seguir trabajando) en crear un coche. Y por eso, Tesla, que es una empresa que mola mucho, muy nueva, muy tecnológica, muy verde y, que coño, donde a cualquier tio de Apple le gustaría estar, es parte indiscutible de la manzana en su “plan maestro”.

No, no puede ser que hayan pillado a un ingeniero porque el UI/UX del interface del Tesla esta muy bien pensado y el de Apple… pues chico… una maravilla no es. No, no puede ser que simplemente haya sido un tio que pasaba por ahí y le hayan contratado como ingeniero de [pongase aquí cualquier cosa]. Si hemos dicho coches, son coches. Punto redondo y boca callada.

Así que, otro rumor más a añadir a la lista de deseos o casualidades de la vida que, buscando los tres pies al gato, algunos ven como realidad y que, aun peor… otros se lo creen y toman en serio (vease los comentarios de tu sitio favorito).

Así que ya sabéis, los culpables no son ellos, somos nosotros por creernoslo.

Vía: Cualquier blog