Me encanta el olor al brute force por las mañanas.

Y es que si pensabas que por poner un PIN como seguridad en tu cacharro con iOS ya nadie podría acceder a tus datos, que es un medio de seguridad pues va a resultar que ya hay un “trasto” que se conecta por USB que mediante fuerza bruta (poner un numero PIN tras otro) al final encontrara tu ansiada clave.

¿Pero si cuando metes unas cuantas mal el dispositivo se bloquea y no te deja reintentarlo hasta dentro de…?. Claro, eso si el dispositivo se entera, que desde que metes el PIN hasta que sale el mensaje, hasta que el proceso bloquea el dispositivo durante tanto tiempo, pueden pasar unos preciados milisegundos en los cuales podemos apagar el dispositivo y volverlo a encender a modo que de tener “infinitos intentos”.

Vale que hay que abrir el dispositivo para conectarlo internamente, vale que ahora mismo el IP Box (como se llama) es un poco engorroso, vale que puede tardar hasta más de 111 horas en sacarte el password, pero, amigo… como todo en esta vida, el tiempo y el como se hace depende del valor de los datos que tengáis dentro del dispositivo.

Así que recordad esta máxima: no hay dispositivo totalmente seguro, ni método de seguridad que no se pueda saltar, a ver si ya de una jodida vez dejamos de adorar el Touch ID como sistema de seguridad en nuestros trastos.

Y ya sabéis, el numero PIN más seguro a modo de que a 007 le de tiempo a irrumpir y salvar vuestro dispositivo y sus datos es el “9999”.

Vía: MDsec