Captura de pantalla 2015-10-22 a las 7.28.38

Como es costumbre en la compañía, los martes suelen ser los días preferidos para lanzar las actualizaciones y por lo tanto, hoy tenemos un montón de ellas que aplicar (o no) a nuestros equipos.

OSX 10.11.1, iOS 9.1, WatchOS 2.0.1 son algunas de las cuales oiréis y leeréis en todos los mentideros de la manzana, pero también hay XCode 7.1 y OSX Server 5.0.15, de las cuales no oiréis porque os importan una autentica mierda.

Así que hoy es el día del olor a coche nuevo. El día en que todas las actualizaciones mejoran en mucho no, en muchísimo el rendimiento del dispositivo donde se van a instalar. Tanto que no se sabe como se ha podido vivir antes sin esta actualización, que es la definitiva… hasta que salga la siguiente, claro.

Lo que no suelen contar mucho es la nueva referencia en los usuarios. Si bien es dicho que una actualización en otros sistemas es una alegría para muchos y es recibida con los brazos abiertos, desde hace un tiempo, en Apple, es un dolor.

Un dolor ya que los usuarios no se fían, no. No quieren instalarla porque, al ser tan opaco todo, por dar tan poca información, por comunicar tan francamente mal lo que hace o no hace existe una mayoría de usuarios que esperan que otros (early adopters en actualizaciones) realicen dicha mejora en sus dispositivos y que cuenten “que tal ha ido”.

No se si os dais cuenta de lo peligroso y malo que es esto, y no me refiero al tener instalada la actualización o no, que ya de por si es malo, sino a que los usuarios ya no confíen en la marca en ese sentido. Ya se sabe el dicho, si te engañan la primera vez es que has caído, pero si te engañan las siguientes es que eres idiota. De ahí, debido a la fama de Apple de obsolescencia programada “de mentira” pero que es real, muchos no se atreven a actualizar con miedo a que su dispositivo se quede obsoleto, vaya más lento “a drede” o le quiten prestaciones por “váyase usted a saber porque”.

Y esto es lo que la política de Apple, a largo plazo, tiene. Si bien es muy adictiva y atractiva para nuevos usuarios, al cabo de un tiempo acabas odiándola al darte cuenta que te usa, desconfías y no te crees que, lo que debería ser bueno sea bueno realmente.

Yo, desde aquí, no voy a ser agorero y decir que Apple esta en caída libre y todas esas mierdas, porque, quien diga que puede pre ver el futuro es o idiota o gilipollas. Así que… que siga la fiesta.

Vía: Cualquier otro blog