A veces, sobre todo si tenemos equipos en pruebas o, sobre todo, si tocamos con asiduidad el fichero /etc/hosts por… vamos, porque nos da la gana y lo necesitamos (quien somos nosotros para deciros que tenéis o que podéis hacer con vuestros equipos), veremos que aun cambiando de IP los nombres sigue respondiendo los viejos… culpa de la maldita cache de los DNS.

Para limpiarla (flushearla) se usa el mismo método que en Yosemite o El Capitan (porque en el fondo, el sistema no ha cambiado tanto por dentro, por mucho que nos lo quieran vender). A saber, vía terminal:

sudo dscacheutil -flushcache;sudo killall -HUP mDNSResponder;

Ya sabéis, según nos vayamos encontrando con estas mierdas, las iremos contando. Y no, no somos unos “ninja” de las narices.