Seguramente, ninguno de vosotros conoceréis a Rob Griffiths y con razón. No es un guru ninja de esos que lo van soltando como carta de presentación y que lo tiene en sus tarjetas de visita por donde quiera que va, pero es un tio mucho más importante que muchos de estos gurucillos que os cuento, es el fundador de MacosXhints.

Como veis en el tweet arriba puesto, esta enfadado con Apple, muy enfadado y con razón. Rob es uno de los afectados por la nueva “prolarización” de la manzana con sus productos donde, se están eliminando “features” en post de un nuevo rumbo que… nadie conoce realmente.

Rob era un evangelista de Apple, es decir, una persona con influencia social (vamos un influencer) que vendia la palabra de Apple por doquier, igual que el amigo Guy Kawasaki. Ambos, han abandonado el legado de Apple visto que, lo que vendían es humo. Y todo gracias al “abandono” o, mejor dicho, redifinición de lo que es un Pro.

Esto, desde aquí, que parece bueno para algunos y malo para otros empieza a resultar curioso. Curioso porque nos indica varias cosas respecto al rumbo de la compañía y el grado de madurez de sus clientes.

Redefinir un concepto que esta bien anclado es algo muy complicado, hace que de la nueva definición se escapen personas mientras que entren nuevas a la vez. Obviamente, estos cambios producen dolor y placer. Dolor para los que salen y placer para los que entran en la definición.

Pero, ¿que es un Pro?

A cualquiera que le hagáis esa pregunta tendrá una rápida y sencilla contestación: un Pro es el.

Pero en si, no os podrá definir el concepto sin meter en el lo que el hace o a lo que el se dedica. Vamos, que no tiene ni puta idea de lo que es un “Pro” y solo piensa que el pertenece a esa gran familia de personas que, por tener ese prefijo, son “importantes y necesarias, únicas en el mundo”.

Y no, no me lo preguntéis a mi ya que tampoco os puedo responder a esa cuestión. Solo os puedo decir que el profesional, no existe.

Como veis, años de marketing, vender el “eres único”, “eres importante” y “tu lo vales” ha sido una espada de doble filo para aquellos (o aquellas empresas) que lo han esgrimido ya que ahora que redefinen su marketing para captar mas clientes (perdiendo algunos, como he dicho antes) genera un gran enfado.

¿Y que es para Apple un Pro?. Para la manzana es mucho más simple, no es quien, no es una persona, es un que puede comprar (que no el que ha comprado).

Apple considera un Pro a una persona VIP. Una persona VIP es aquella que se gasta mucha pasta en el, pero le da igual el como o el para que use sus productos, como si se limpia el culo con ellos. Todo es simple postureo. Pero postureo hacia ti, para que pienses que eres un profesional.

Ya que, recordad, que Apple cataloga a sus clientes según el dinero que vale el aparato que has comprado. Así, si te compras un MacPro, cargadito, y al día siguiente lo devuelves os puedo apostar que todas las colas del AppleStore físico, te las vas a saltar aunque no haya hueco. Y no solo eso, si necesitas ayuda con el, vas a entrar de cabeza mientras que si has comprado un iPhone y vas al mismo tiempo, recibes un “es que no hay hueco, venga otro día” (y esto es verídico comprobado por mi, que era el del MacPro). Ahí si, eres VIP, eres PRO.

No eres lo que haces, eres lo que compras. Justo lo contrario que venden, que da el marketing.

De ahi que, en los comentarios de post de lugares de contar mentiras o en foros haya una nueva pelea contra la gente que se compra un iPad Pro. Están los que esta herramienta no les sirve y por lo tanto, quien la compra no les considera Pro ya que ellos están excluidos en la definición y los que entran en la definición porque el iPad Pro les sirve, que son los que la defienden. Vamos, una pelea entre los que se creen los nuevos Pro y los que se han dado cuenta que les han dicho que no lo son.

Apple ha añadido la palabra Pro para incorporar en su base de clientes (vamos para que lo compre) un tipo de gente que no compraba eso antes y se lo vende como “eres un profesional”. Nada nuevo, no es un método nuevo, el problema es de vosotros que picáis para bien o para mal. Vamos, os están usando.

Aquellos “gurus ninjas” que se dan cuenta de esto, que son usados, dejan de ser evangelistas al sentirse engañados y usados por la manzana mientras que otros nuevos, que reciben abracitos y atención, continúan en el proceso. Dijéramos que lo que obtienen les vale, y no les culpo, solo me dan pena y tristeza.

Volviendo al tema de los Pro o no Pro, aquellos que bailan al son de la manzana sin tener opinión propia y les vale lo mismo que con una mano digan que, por ejemplo, los interfaces tácticos son una mierda en entornos profesionales o equipos de sobremesa o portátiles y con la otra mano te vendan un aparato como el sustituto del PC (ya sabéis, la famosa era PostPC inventada por ellos) cuya principal ventaja es que tiene un interface táctil, teclado y “ratón”. Un oxímoron en si mismo, algo que deja claro que tampoco saben lo que es un Pro.

Es el problema de cuando no vendes soluciones, sino ilusiones.