og

¿Hasta donde puede llegar el fanboyerismo a una marca? ¿que serás capaz de sacrificar por el hype que te han metido?.

Esa era la pregunta que ayer nos hacíamos al leer en los lugares de contar mentiras como engrandecían que “Apple pay entra en España de manos de…” haciendo pruebas con tarjetas de terceros en países de terceros y explicando por decimonovena vez el como se usa algo que ya habían explicado antes.

Leyendo los comentarios de estas noticias se leían cosas sensatas y criticas de la noticia como “porque lo vuelves a explicar”, el “esto no esta disponible aun” o los consabidos “la tarjeta XXXX funciona y la YYYYY no”.

Pero hoy, los comentarios han variado mucho. Han salido los señores del hype, esos que han esperado años y siglos a poder tener esto disponible no usando otras opciones porque… porque… eso nos gustaría saber, el porque.

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-10-17-14

Hoy tenemos comentarios como los superiores donde, por usar el sistema de Apple hay gente pensando el cambiarse de banco o pedir la tarjeta X de referencia Y por el simple hecho de usar Apple pay sin pensar o importar las comisiones, los contratos o que pasa con tu información y, sobre todo en este mundo consumista, tu dinero.

Vamos a ver, chavalote, si eres capaz de cambiar de banco o pedir una tarjeta de crédito de un tercero por el mero hecho de usar un sistema que, antes sin el vivías perfectamente y/o ademas tienes otras soluciones de terceros que te resuelven el problema, ¿no te has dado cuenta del serio problema que tienes?. Porque si, tienes un serio problema, Apple te tiene cogido de los cojones y hace contigo lo que le da la real gana. Es la marca tan influyente en tu vida que estas dispuesto a sacrificar cualquier cosa de tu vida personal con tal de satisfacer a la marca.

Vives por y para satisfacer a la marca, eres un peón de la marca. Un peón en todos los sentidos, de usar y tirar, prescindible, carne de cañón. Y eso, da pena, mucha pena.

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-10-25-00

Si te estas haciendo pajas porque eres capaz de gastar tu dinero, tienes un serio problema, en serio. Y no es precisamente es que te sobre el dinero (que seguramente no).