Si el otro día os hablamos de “la superioridad moral” con el tema del Ransomware, hoy os queremos hablar de lo idiotas que somos con el tema del dinero en una sociedad capitalista.


Y es que, como sabréis, vivimos en una sociedad capitalista (que no liberal) con un liberalismo pervertido respecto a lo que la idea de liberalismo es. No vamos a entrar en si el liberalismo es bueno o malo (que en nuestra opinión es malo) pero si vamos a entrar en cuando el sistema se corrompe y el otro “no es idiota”.

Vamos a hablar de ello con una simple idea: Si Apple lo hace y le va bien, ¿por que narices no lo voy a hacer yo.

La vida es una tremenda cuesta y es “normal” que todo suba de precio con el paso del tiempo. Bueno, no es normal ya que las cosas, el hacerlas, el producirlas, por la energía minima a la que la naturaleza tienda, energéticamente cada vez cuesta menos o se tiende a que cueste menos. Es decir, deberían ser más baratas. Ya sea porque se mejoran los procesos productivos (refactorizan, para los que saben) o porque se automatizan.

Sin embargo, los precios no dejan de subir en cada nueva versión (normalmente). Y esto lo vemos con los precios de los dispositivos Apple donde, por mucho que los trolls vengan a contarnos el precio de la siguiente versión es superior a la anterior.

El problema es que esto lo aceptamos como algo natural. Nos lo creemos ya que el propio capitalismo/liberalismo degenerado se ha encargado de que así sea, que nos parezca normal.

Gracias a esto, al capitalismo degenerado, las empresas tienen un único fin, acaparar dinero. Si el liberalismo tiene una rama (pequeña) social en la cual cree que su modelo económico ayuda a la sociedad a evolucionar gracias al esfuerzo mediante la compensación monetaria; como suele pasar, siempre hay locos acaparadores (si, esos que tienen la casa llena de porquería) cuyo máxima en la vida es tener por tener. Ahora, pensad en estos locos capitalistas liberales degenerados cuya máxima es acaparar dinero a sabiendas que, con lo que tienen podrían vivir con su nivel de vida actual varias vidas.

Una vez entendido que el fin de estas personas que, normalmente, son muy influyentes es el acaparar dinero pasemos al siguiente estadio: sacar el máximo beneficio.

Sacar el máximo beneficio es el alimento para los acaparadores de dinero que gobiernan el capitalismo. Hacen lo que sea para rentabilizar al máximo (monetariamente, no socialmente) sus inversiones. De ahí que las cosas cuesten lo que cuesten (que es diferente con que valgan).

Por ultimo, en todo sistema capitalista, están los consumidores, los panolis, nosotros. El consumidor es la persona que ha de observar sus necesidades y satisfacerlas (obviamente) a veces teniendo que intercambiar bienes y servicios con otros o con empresas… vamos, comprar cosas porque lo necesita (y no solo físicamente, es decir, comer, sino también sociológicamente o para desarrollo personal… vamos, porque le gusta y le hace feliz).

El consumidor, por norma, ha de ser exprimido al máximo y ha de pagar lo máximo posible por el bien o servicio que necesite para maximizar la rentabilidad de dicho producto o servicio. Ese es el pilar de esta sociedad y el porque los ricos son muy ricos y los pobres, comen de la basura.

Ahora, con todo esto de base y entendido, ¿por que las cosas son tan caras?. Lo llaman mercado pero nosotros preferimos decir “si lo pagas por eso, anda que no lo vas a pagar por lo mío”. Aunque, todo esto, lo conocen como el tácito pacto de los precios (y no, no hay una mano oscura).

Los dispositivos, todos cuestan lo mismo (de una misma gama que valen similar) porque hay idiotas que pagan por ello creando una media de clientes que sueltan dicha panoja por ellos.

Resumiendo lo anterior, si un Macbook Pro tiene buenas ventas pagando (por ejemplo) 1800 euros, obviamente, otra empresa que entre o este en el mercado y que vera que se paga dicho dinero, cuando saque un producto similar lo pondrá en el mismo rango… porque hay gente que lo paga. Y no solo esto, si la primera empresa (Apple en este caso) ve que pagan 1800 euros sin rechistar, obviamente, para la siguiente versión intentara exprimir un poco mas la naranja, subiendolo a 1900 euros. Y más si observa que dispone de clientes que, frente a ese atropello, no solo lo defienden sino que buscan, ofrecen y convencen a otros con las excusas necesarias para que la rueda continue.

Así que los nuevos cobran alto porque los viejos lo están haciendo y los viejos lo hacen porque, entre que los nuevos lo hacen también y el publico lo paga, “algo estarán haciendo bien“.

Moraleja: la responsabilidad de los precios no es de la empresa, es tuya por no exigirles nada.