Que fin de año más bonito para los amantes de Apple. Seguramente eviten cualquier tipo de conversación sobre la manzana debido a que los sitios de contar mentiras y los creadores de opinión no han inventado aun una excusa creíble (e irrefutable, como dirían ellos) contra todo lo que esta cayendo encima.

Y es que los clientes, los usuarios, como pasa siempre gracias a una cosa llamada tiempo, maduran. Cuando alguien madura no le puedes repetir las mismas excusas gracias a que tiene más conocimiento. Deja de colar tan fácilmente y “has de currartelo un poquito mas”.

Ains, esas bajadas de rendimiento cuando la batería no cumple los estándares necesarios…

¿Y cual es la solución? Pues como no vas a comprar un teléfono nuevo, Apple no se puede quedar sin dinero así que han decidido que, de una forma u otra, para poder disfrutar de lo que has comprado (pero que si lees las condiciones de servicio no es tuyo -sorpresa-) tienes que pagar una suma de dinero que ellos digan. ¿Como? Cambiando la batería por una original (curioso) en un sitio autorizado, por un precio no barato. Tontos no son.

¿Y porque hay que comprar un teléfono nuevo? Pues porque la idea de Jobs era (recuerda) la de siempre: cambiar un equipo cada 4-5 años y dispositivos móviles (todos) cada 1 o 2 años máximo. Vamos, capitalismo salvaje de toda la vida.

Y si os dais cuenta, se cumple, cada 2 años (máximo) no sabemos que pasa que al final acabas comprándote un iPhone/iPad nuevo (antes incluía un iPod) y seguramente, en nada, unos AirPods y si pasáis por ahí un AppleTV. La gama con la que Apple realmente gana dinero. Y cada 4 o 5 años (máximo) ya andas pensando cambiar tu equipo de escritorio y portátil, ya sea porque no funciona, no soporta el nuevo sistema o empieza a fallar.

Al final, tratan a sus clientes como piensan que son: idiotas. Aunque lo dijo directamente en un AllthingsD que todo el mundo lo ha olvidado (y aquí os lo recordamos).

Que encima, generadores de opinión (recordad que estos blogs llenos de publicidad que acaban en eventos, tienen que pagar con alguna moneda, generando opinión en un sentido) os lo recuerdan tan ricamente, quedandose tan anchos.

Así que, finalmente, os recordamos que el capitalismo salvaje tiene un grave problema, sus propios usuarios. Nosotros tenemos lo que ellos más necesitan: dinero. Y se mataran o mejoraran o harán lo que sea por conseguirlo (hasta contratar/pagar/sobornar generadores de opinión).

Tontos seréis si, fallando este fabricante, le seguís comprando cualquier dispositivo ya que su política es global. Pero, si os queréis autoconvencer (como hacen muchos) por las diversas razones que querais (todos hacen lo mismo, es muy cansado, es que me sirve, yo elijo quien me roba -menos los comunistas/android/windows-) enhorabuena por vosotros, porque os estáis autoengañando y perjudicando al resto y a vosotros.