Etiquetasoluciones

Cuando te conviertes en lo que siempre has odiado

Captura de pantalla 2015-02-03 a las 9.00.57

Sabíamos, al menos desde aquí, que esto pasaría. Lo sabíamos y no pasa nada, pero aun no pasando nada, lo sabíamos.

Seguir leyendo

Nunca llueve a gusto de nadie

Tanto llamo la fuente al cantaro que se rompió. Ese es el resumen de este post.

Tantos días, semanas, meses, dandole vueltas con el iOS 4.2 (aka 4.2.1) indicando lo bueno que es, lo tanto que nos va a facilitar la vida, los colores tan bonicos que nos va a poner, el alerón antilluvia que tiene para que ahora no haya más que fallos, quejas y «Apple es una mierda».

Porque ha pasado lo de siempre, que la gente tiene mucha imaginación, que somos unos exagerados y que nos gusta hacer las bolas tan grandes que podrían ser Jupiter en nuestra imaginación. Que de un granito, de una verdad pasa por tantos interlocutores que la señal se rompe, se corrompe, se agranda.

Nos llevan tantos meses contando historietas acerca del iOS 4.2 (aka 4.2.1) que nos hemos creído cualquier tontería que nos contaran.

Y ahora, cuando la gente lo tiene en las manos ve que no es para tanto. ¡Como que no es para tanto!, no es para nada.

Miles de errores sin subsanar, cientos de aplicaciones que ahora no son compatibles y (por ejemplo) no suenen, FindMyPhone que solo funciona «gratis» con lo ultimo de Apple… blogs que para añadir mas trafico a sus anchas espaldas tienen que volver a contar o repetir lo que oficialmente se dijo que traería iOS 4.2 aplacando los ánimos y bajando malos humos.

A lo que hay que sumar la conspiración del gobierno tenebrosamente diabólico, que aunque suene a chiste existe, y que empieza a poner palos y trabas a lo viejo en alas de que te compres algo nuevo. Es decir, el que no funcione la versión gratuita de FindMyPhone (atentos, que sí la de pago) o que el AirPlay y el AirPrint solo funcione con lo último a sabiendas que funcionaria con todos. Allá vosotros si os creéis o no lo que se cuente por ahí y dudéis acerca de lo que oficialmente se cuenta.

Ahora a ver cuanta gente se empieza a quejar cuando en nada vean los iAds en funcionamiento. Que sí, que al principio por la novedad todos picaremos, pero luego empezaremos a quejarnos amargamente de «esa mierda que molesta para que unos se ganen y se forren a nuestra cuenta», olvidando (salvo alguno) de los consejos y el hype que El Salvador nos ha inculcado en nuestras mentes.

Pero sobre todo, y lo mas importante para que nos llueva bien y estemos contentos es enterarnos de las cosas. Mirando mirando, lo único que veo es gente que pregunta sin haber leído o la página oficial o el panfleto del super donde viene explicado que tiene, como funciona y porque del iOS 4.2.1.

Vamos, que no solo es culpa de Apple y su gobierno, sino también es culpa nuestra, nuestra y nuestra porque nos hace daño leer, aprender, investigar y saber las cosas… es más sencillo esperar a que otro nos la resuelva y no resolverlas por nosotros. Luego nos quejamos que el otro nos engaña (sobre todo si es de la misma opinión que nosotros) y/o que nos cobran por hacer las cosas. Lo tenemos merecidos por vagos. Por vagos y por poco listos, por ser carne de GH (Gran Hermano).

Con lo que al final… no llueve a gusto de nadie.