Todos tenemos un saco de excusas. Un saco de excusas con miles de excusas dentro totalmente validas para nosotros aunque sean una autentica mierda.

Seguir leyendo